Saltar al contenido

¿Qué hacer con mi conejo en vacaciones?

28 julio, 2020
que hacer con mi conejo enano en vacaciones

¿Qué hacer con mi conejo si me voy de vacaciones? Está es una pregunta muy frecuente que nos hacemos todos aquellos que tenemos un conejo como mascota y a los que nos encanta viajar. Los conejos son unos animalitos que se suelen estresar con los cambios. Planificar cuidadosamente nuestras vacaciones ayudará a evitar algunos problemas.

Si tenemos algún familiar o amigo que cuide de el durante nuestras vacaciones seria ideal pero, ¿Qué podemos hacer en los casos en los que no tenemos a nadie que pueda cuidar de nuestro pequeño?

En este artículo de Mundo Conejitos plantearemos varias opciones, que esperamos que te sirvan de ayuda en tu próximo viaje.

No podemos llevarnos a nuestro conejo en vacaciones. Alguien de mi familia se encargará de venir a casa y cuidarlo

Si decidimos no llevarnos a nuestro conejo en vacaciones, se queda en casa y una persona acude diariamente para controlar que todo siga bien, ayudará si le dejamos una lista con las rutinas de alimentación y limpieza, los síntomas de enfermedad y el teléfono del veterinario.

Pros:

  • Mantiene un entorno familiar
  • Conserva sus rutinas
  • Evitamos el estrés del viaje

Contras:

  • Se quedará solo
  • Tendremos la preocupación de si la persona que se queda a su cargo será lo suficientemente responsable y además nos preguntaremos si sabrá detectar posibles síntomas de enfermedad.

Nuestro conejo se queda en casa de otra persona

Alguna persona de confianza se ofrece para cuidar de nuestro conejo en su propia casa.

Pros:

  • Tendrá más atenciones y estará más acompañado
  • Si hay algún problema, se detectará más fácilmente

Contras:

  • Cierto estrés por verse en un entorno diferente

Se queda en una residencia para conejos

Previamente visitar las instalaciones y el lugar donde lo alojarán; debería estar separado de otras especies. Han de tener experiencia en el manejo de esta especie. Algunos veterinarios de exóticos disponen de este tipo de instalaciones.

Pros:

  • Si la guardería está vinculada a un centro veterinario, detectarían rápidamente cualquier problema
  • Tendrán su alimentación a las horas que debe además de su tiempo para hacer ejercicio y jugar

Contras:

  • Estrés por entorno diferente
  • Coste económico

Me llevo a mi conejo en vacaciones

Debemos asegurarnos de que en el lugar de destino aceptan estas pequeñas mascotas. Trataremos de evitar que el animal sufra e intentaremos conseguir que pueda viajar lo más cómodo posible.

Viajar en coche:

Si puedes, lleva a tu conejo en su jaula. Así, tendrá más espacio y estará más tranquilo porque reconoce su «casa». Sino, opta por llevarle en su transportín. Mete la jaula/transportín dentro de una caja más alta para evitar que le de el aire/sol directamente y encájala bien para que no se mueva durante el viaje. Normalmente, el conejo irá asustado y no comerá ni beberá. Es importantes que hagáis paradas en el trayecto para que vuestras pequeñas mascotas puedan comer y beber algo.

Viajar en avión con nuestro conejo enano:

En este caso las condiciones para viajar dependen de la compañia con la que viajemos. Aconsejamos que por ningún motivo el conejo viaje en bodega ya que sería una situación de mucho estrés para ellos. Lo ideal sería que el conejo viaje con nosotros en cabina. Suele costar unos 10€ por kilo que nuestra mascota pueda viajar con nosotros.

Viajar en tren con nuestro conejo:

Normalmente en los trenes de cercanías no suelen poner inconvenientes a la hora de viajar con nuestros conejos. La única condición es que vaya metido en el transportín. En los trenes de largo recorrido en cambio, se presentan más dificultades. En principio hay que pagar el 50% de nuestro billete por el conejo, tiene que ir metido en su transportín y en algunos casos, el supervisor puede exigir que éste vaya en el compartimento habilitado para las maletas.

Viajar en Autobus:

El reglamento de los autobuses urbanos dice que podemos viajar con animales pequeños siempre que éstos vayan en sus transportines. De todas formas, no estará de más que te leas el reglamento antes del viaje.

¿Qúe tener en cuenta al viajar con un conejo en vacaciones?

  • Necesitamos un transportín cómodo con medidas adecuadas para nuestros conejos. Sobre todo cuando realizamos viajes en verano, los transportines reducen la ventilación, por lo que deberemos asegurarnos que la temperatura es la óptima. Si son especies susceptibles a golpes de calor podemos poner por fuera del transportín un acumulador de frío por uno de los laterales, de esta manera, si lo desea se pueda acercar a la parte más fresca. Al viajar con mascotas en coche, aseguraos de agarrar y fijar bien el transportín. Vosotros iréis más tranquilos, y el animal viajará seguro. Además, antes de meter a nuestro conejo en un transportin, es bueno asegurarse de que esté bien ejercitado. Que pueda correr y disfrutar antes de pasar unas horas en un espacio tan reducido.
  • Es importante mantener siempre una actitud positiva, ante la jaula y ante el inminente viaje. No queremos que nuestro conejo lo perciba como algo traumático o malo. Es mejor transmitirle la idea de algo positivo y bueno. Si ven que vosotros estáis eufóricos con el viaje, puede que se lo tomen mejor. Y si podéis, incluir el transportín o la jaula de viaje en la vida habitual del animal. Es decir, no lo saquéis sólo cuando el animal vaya a pasar unas horas encerrado dentro. Dejadle que lo disfrute cuando lo compréis, que entre y salga y lo conozca bien. Si es un elemento cotidiano y amigable para el animal, percibirá mejor las sensaciones del viaje.
  • No le debe dar la luz del sol directamente. Tampoco las corrientes de aire.
  • Si es posible haremos paradas en las que nuestro conejo pueda comer y beber. En su transportín le pondremos heno durante el camino.
  • Optaremos por horas tempranas o nocturnas para viajar

Consejos básicos para viajar con conejos

  • Preparad la documentación necesaria: llevad con vosotros la cartilla de vacunación y todo el papeleo del animal. No sabéis cuándo os va a hacer falta.
  • No os dejéis la medicación: si vais a viajar con animales que necesitan ciertos cuidados, preparad su propia bolsita con toda la medicación y lo que necesitéis. Por ejemplo, si le estáis curando una herida, incluid en la maleta gasas, pomadas, desinfectante o cualquier otro útil que necesitéis.
  • Llevad su apego: cada mascota suele tener un muñeco de apego, una toalla donde le gusta esconderse o cualquier otra cosa que les calma. Es lo que les hace sentir “en casa”. Si contáis con algo así, llevadlo al viaje, ayudaréis a que esté más calmado.
  • Comida y bebida: además de lo que vayáis a utilizar los días que estéis fuera, pensad en el propio viaje. Si coincide con las horas a las que suele comer el animal, llevad algo a mano para poder dárselo. Si no, se le hará especialmente largo. Y siempre llevad agua disponible para cuando tenga sed. En herbívoros que deben estar comiendo continuamente, poner una buena cantidad de heno les relajará a la par de estar rodeados de comida.
  • Además, para evitar que empiece a ponerse nervioso antes de tiempo, no mováis maletas, transportín y demás delante de él hasta que sea el crítico momento. Los animales son muy listos y enseguida verán que se avecinan cambios.

Seguramente en épocas de verano este artículo te servirá de mucha ayuda. Por favor deja tus dudas o tu opinión en los comentarios de mas bajo.

A %d blogueros les gusta esto: