Saltar al contenido

¿Los conejos son roedores?

el conejo no es un roedor es un lagomorfo


Los conejos no son roedores, son lagomorfos, ¿sabías esto? En este post te explicaremos las diferencias entre ellos.

los conejos no son roedores, son lagomorfos
Los conejos NO son roedores, son lagomorfos.

¿Sabías que los conejos no son roedores?

Por mucho tiempo se clasificó equivocadamente a los conejos como roedores, la confusión se debe principalmente a que ambas especies roen, y lo hacen porque ambos tienen como característica, que sus dientes crecen una media de 10 centímetros por año. Por ello tienen que roer constantemente para desgastarlos y de esta manera mantenerlos con el tamaño indicado para poder alimentarse adecuadamente.

Aunque a día de hoy es cada vez más conocida su condición como lagomorfo (debido a que existen rasgos y características muy diferenciadas con los roedores) aún es común confundir ambas órdenes de especies.

Los conejos no son roedores

Diferencias entre roedor y lagomorfo

El conejo es el mejor ejemplo para explicar la diferencia entre roedores y lagomorfos, si bien durante muchos años (prácticamente hasta finales del siglo XX) ha sido catalogado equivocadamente como roedor.

  • Los dientes:

Mientras los lagomorfos como conejos o liebres poseen 6 incisivos, cuatro dientes arriba y dos abajo, todas las especies de roedores poseen únicamente 4 incisivos, dos arriba y dos abajo.

La mayor confusión sobre esta cuestión nace del hecho de que tanto lagomorfos como roedores gastan sus incisivos de una forma similar, para que estos tengan el tamaño adecuado. Si no lo hicieran, éstos crecerían en exceso, produciéndoles heridas en la boca y otros problemas de salud.

Los dientes de roedores y lagomorfos no paran de crecer nunca y deben llevar un proceso de desgaste natural mediante alimentos secos y duros.

  • El pelo:

Los lagomorfos tienen todas sus extremidades cubiertas de pelo, a diferencia de los roedores, que en muchas ocasiones no poseen pelo en manos, pies y orejas. A esta condición se la denomina como piel desnuda.

  • Las madrigueras:

Mientras los lagomorfos siempre elaboran sus madrigueras debajo de la tierra, existen diferentes formas de elaborar hogares y nidos por parte de los roedores y no todas son subterráneas.

  • Temperatura:

Los lagomorfos poseen unas orejas grandes que sirven para autoregular su propia temperatura corporal. Esta es una característica distintiva entre conejos y roedores como hámsters, cobayas, ratas o jerbos, que poseen unas orejas pequeñas y redondeadas.

  • Alimentación:

Todos los lagomorfos son herbívoros, ninguno consume ningún alimento ni producto de origen animal más allá de la leche durante la lactancia. Su dieta se basa en heno y vegetales, que te explicamos más en detalladamente en este link. En roedores, sin embargo, depende de la especie. Mientras los hámsters, ratas, ratones y jerbos son omnívoros (se alimentan de verdura y carne) las cobayas son herbívoras estrictas, y sólo se alimentan de vegetales frescos y heno.

Roedores

Cuando hablamos de roedores, estamos haciendo referencia a un grupo de mamíferos, aquellos de la orden Rodentia. Los roedores abarcan multitud de especies, aproximadamente un total de 2.300 especies que se encuentran repartidas por todo el mundo. Se considera que la orden de los roedores es la más variada, pues es la que cuenta con un mayor número de especies distintas.

Algunos de los roedores más comunes y conocidos son los ratones, las ratas, las cobayas, los hámsters o las ardillas, aunque también hay otros como los puercoespines o los castores dentro de esta orden. 

¿Las cobayas son roedores? Aunque por su aspecto, esencialmente el de algunas razas como la cobaya peruana, pueden asemejarse más a un conejo, se las considera como roedores. Esto se debe a que presentan solo dos incisivos en su maxilar superior, con la característica falta de esmalte en la totalidad del diente.

Lagomorfos

Los conejos son lagomorfos, es decir, pertenecen a otro orden biológico, compartido con especies como las liebres o las picas. Durante siglos se les consideró como roedores, pero no fue hasta el siglo XX que se realizó la distinción entre roedores y lagomorfos.

Los lagomorfos tienen una estructura ósea y una anatomía más cercana a la de los artiodáctilos (como las cabras o los ciervos), ya que también presentan unas patas acabadas en dedo y comparten algunas características físicas, algo que no sucede en los roedores.

Ahora ya sabes las principales diferencias entre roedores y lagomorfos.

¿Qué te ha parecido el artículo? Déjanos tu comentario.

A %d blogueros les gusta esto: