Saltar al contenido

Socialización entre conejos. Consejos para conseguir una buena relación

Tambor y Grey - Socialziacion entre conejos

Aventurarse a forzar una socialización entre conejos sin información previa y de manera precipitada puede tener como consecuencia graves lesiones, persecuciones y mordiscos. Por tanto, es necesario seguir unas ciertas pautas para que la socialización llegue a buen término.

Los conejos son animales sociables por naturaleza. Cuando viven en libertad forman grupos con una estructura social compleja y desarrollan diferentes comportamientos sociales. Estas relaciones con individuos de su especie son muy importantes para su bienestar psicológico y, por tanto, también físico. Aún cuando los conejos son animales sociables por naturaleza, no siempre son conscientes de ello. La cría en cautividad, separados de la madre y la camada prematuramente, hacen que muchos conejos puedan parecer reacios a compartir su espacio en un principio.

Tambor y Grey. Proceso de socialización entre conejos enanos.
Tambor y Grey. Socialización entre conejos

Antes de propiciar cualquier contacto entre animales debemos realizar una visita a la consulta veterinaria, con el objetivo de asegurarnos de que las dos mascotas están sanas y no padecen ninguna enfermedad. Sería una irresponsabilidad eludir esta visita al especialista, ya que ponemos en riesgo la salud de los dos conejos.

¿Qué combinación es la perfecta en la socialización entre conejos?

La primera duda que siempre nos surge es ¿qué animal será el adecuado para hacerle compañía a nuestro conejito? ¿qué sexo y edad es mejor? Hay diferentes posibilidades:

• Macho adulto – Macho adulto.
• Hembra adulta – Hembra adulta.
• Macho adulto – Hembra adulta.
• Dos gazapos.
• Gazapo – Adulto.

Aunque existen diferentes posibilidades, los expertos recomiendan que elijamos un conejo de edad similar a nuestra mascota y de sexo opuesto.

Macho adulto – Hembra adulta

Ésta es la combinación recomendada puesto que es la que menos problemas suele dar. Se recomienda tener a los dos castrados por los siguientes motivos:

  • ¿Por qué se debe esterilizar a la hembra si el macho está castrado? Al margen de muchas razones de salud el escenario es el siguiente: El macho castrado montará a la hembra desde el primer día. La ovulación de la coneja es inducida por la monta, con lo cual puede sufrir un embarazo psicológico. Ella le rechazará y él se frustrará. Este escenario no es divertido para ninguno de los dos.
  • ¿Por qué se debe castrar al macho si la hembra está esterilizada?. Un macho sin castrar puede estresar a la hembra intentando montarla. Así va a ser difícil que la hembra le acepte. Además, un macho sin castrar suele ser presa de sus hormonas la mayor parte del tiempo por lo que esto también le supone un estrés y no podrá disfrutar de una relación con la hembra tranquila.

Puede que la sociabilización sea instantánea puesto que muchas veces hay un cierto “amor a primera vista” y desde entonces se vuelven inseparables. Pese a que se lleven bien desde el principio siempre es necesario vigilarles por precaución.

Macho adulto – Macho adulto

No es una combinación fácil puesto que, entre machos, las disputas pueden llegar a ser más agresivas que en el resto de los casos. Por eso es muy importante que ambos estén esterilizados y se haya respetado el tiempo recomendado (al menos un mes, o más si aún les notamos síntomas de celos) antes de iniciar el proceso de socialización.
Aunque llegaran a llevarse bien hay un factor importante: la dominancia. Hay machos dominantes que pueden llevarse bien con machos más sumisos pero el macho sumiso no llega a estar completamente feliz como podría estarlo en una relación con una hembra.

Hembra adulta – Hembra adulta

Tampoco es una combinación fácil. Las hembras por naturaleza son más territoriales que los machos por lo que les cuesta mucho aceptar a otro conejo del mismo sexo. El periodo de sociabilización entre ellas suele ser más largo. Hay casos en los que es imposible su convivencia. En todo caso deben estar todas esterilizadas para eliminar los comportamientos territoriales en la medida de lo posible. Si las hembras se han criado juntas por ser de la misma camada o son madre e hijas, es posible que se lleven bien ya que no se han separado nunca.

Gazapo – Gazapo

No suele haber problema ya que se suelen adaptar muy bien. Es importante tener cuidado con el sexo de los gazapos porque a los machos les pueden bajar los testículos antes de lo esperado y podemos encontrarnos con alguna sorpresa. Por eso se recomienda separarlos por sexo a partir de los dos meses aproximadamente (tras el destete). Una vez separados hay que tener cuidado cuando sean adultos. Tanto machos como hembras pueden tener comportamientos agresivos entre ellos si están en celo.

Gazapo – Adulto

Con este caso hay que tener cuidado sobre todo porque un conejo adulto puede llegar a herir de forma mortal a un gazapo. No suelen aceptarlos bien por el carácter de los gazapos, aunque hay veces que un conejo adulto tolerante llega a aguantar a un gazapo. Por eso se recomienda ver cómo actúan a través de una reja y no arriesgarse demasiado al juntarles. El gazapo no va a poder defenderse ante el ataque de un adulto y siempre es recomendable que exista algún tipo de vía de escape para nuestro pequeño conejo si se siente amenazado o se asusta. Esté fue nuestro caso. Tambor nuestro conejo mayor tiene 3 años y Grey casi 3 meses.

La esterilización, un elemento esencial. Los expertos recomiendan la esterilización antes de la socialización. Esta disminuye la territorialidad y la agresividad de los machos.

Además, se recomienda esperar unas semanas tras la cirugía, pues deben cicatrizar correctamente los puntos. Cabe señalar que durante el primer mes existe un índice importante de fertilidad.

La presentación y sus fases

Fase 1 de la socialización entre conejos:

Debemos meter a cada conejo en un recinto separado, colocar los recintos juntos y observar como reaccionan. Hay conejos que se huelen, otros que se ignoran y otros que se ponen agresivos e intentan morderse a través de las rejas. Si se huelen o se ignoran es buena señal puesto que no ven al otro como un completo enemigo que viene a adueñarse de su territorio. Para pasar a la siguiente fase ambos conejos deberán respetarse a través de las rejas, es decir, no tienen que mostrar agresividad al ver al otro conejo sino indiferencia o curiosidad. En nuestro caso Tambor ignoraba a Grey, por otro lado Grey deseaba jugar con Tambor.

Fase 2 de la socialización entre conejos:

Hay que trabajar con nuestros conejos todos los días y la sociabilización no debe verse interrumpida puesto que esto podría suponer el volver a comenzar todo el proceso de nuevo.

Primero, los juntaremos en una zona neutral (una habitación, pasillo…) donde nunca hayan estado ninguno de los dos. Lo suficientemente grande como para que puedan correr y escapar el uno del otro pero no tan grande como para que se pierdan de vista. Ellos deben tener siempre visible al otro conejo. La idea de que se trate de un terreno neutral es evitar cualquier comportamiento territorial.

Acondiciona el espacio con objetos que puedan servirles de entretenimiento para que la presencia del otro conejo pase a segundo plano. Nosotros utilizamos la comida. Pusimos un poco de comida para ambos y poco a poco se lo fuimos uniendo hasta que acabaron comiendo del mismo heno. Siempre con la mano delante por si a Tambor le daba por morder a Grey.

En lugar de poner la mano también puedes Coger un spray de agua, ponlo en posición “chorro” y prepárate para usarlo. Mantente a distancia y, si ves que un conejo ataca a otro, rocíale con un poco de agua. Es mucho mejor utilizar el spray antes de que se produzca la agresión y esta sea muy evidente. Cuando un conejo se dispone a atacar a otro, corre hacia él con el rabo levantado y las orejas hacia delante.

Fase 2 de socialización. Acercamiento con comida.

Una vez los juntes, pueden pasar varias cosas:

  1. Se huelen y uno lame al otro: lo tienes prácticamente hecho. Ahora te queda observarlos. ¿Ves que siguen bien y no hay ningún tipo de agresión?Todo listo, ya no los separes más.
  2. Hay acercamiento, se huelen y se ignoran: esto es buena señal, es lo que se llama “amistad provisional”. Si tienes tiempo déjalos todo el día juntos, si no, repite el proceso al día siguiente hasta que veas que pueden estar juntos sin tener futuras peleas.
  3. Se montan: si hemos esperado el tiempo suficiente tras la castración/esterilización no es síntoma de celo sino que están tratando de definir el rango. Si es el macho quien monta a la hembra y ella no se molesta es una buena señal pero hay que tener mucho cuidado si ella se vuelve agresiva. Ten especial cuidado cuando se montan por la cabeza porque el que está arriba puede recibir un mordisco en la zona genital. En estos casos debería separarse a ambos para proteger al conejo que está encima del otro. Debes seguir observándoles. Si ves que no hay riesgo de mordiscos déjalos juntos todo el tiempo que puedas.
  4. Intentan morderse: aquí es donde debes entrar en acción. Si ves que se ponen agresivos o se tiran a morder, usa el pulverizador de agua para separarlos. Esto tendrás que repetirlo cada vez que hagan amago de morderse. Si con el pulverizador no se asustan y llegan a morderse los debes de separar inmediatamente.

Ten especial cuidado en cómo los separas: es posible que te lleves algún mordisco. Lo primero, examina a ambos conejos para ver que las heridas no han sido graves y mete a cada uno en su recinto para que se tranquilicen. En caso de que el ataque sea muy violento, es mejor que durante 2-3 días los mantengas separados completamente y que no se puedan ver. Incluso, si es posible, ponles en habitaciones separadas.

Fase 3 De la Socialización entre conejos:

Tan pronto como nuestros conejos puedan tolerarse durante 20 minutos completos contigo dentro del recinto, puedes empezar a colocarte fuera del recinto pero manteniendote cerca con el spray de agua. Realiza otras tareas sin perderles de vista para poder analizar la situación pero sin estar completamente presente. Sin embargo, no deben estar juntos si no estamos en casa.

Fase 4 de la socialización entre conejos:

Se debe aumentar el tiempo en el recinto hasta que los conejos puedan tolerarse durante la mayor parte del día. Puede que se sienten en lados opuestos del recinto al principio pero verás que gradualmente se irán acercando hasta acurrucarse el uno junto al otro. Cuando se tumban juntos o se acicalan el uno al otro es muy buena señal.

Sabemos que puede llegar a ser una tarea larga, pero debemos tener paciencia y no estresar a los conejos intentando agilizar la sociabilización.

Quiero dejar claro, que aunque sea en contadas ocasiones, no siempre se consigue y es por eso por lo que he tratado este tema, para que antes de adquirir dos conejos os planteéis que ocurrirá si al final no se llevan bien. ¿Podréis tener la casa adaptada para que estén los dos sin vernse sin necesidad de que estén encerrados en una jaula? En caso de no disponer de mucho espacio ¿tendrán los dos el mismo tiempo para pasarlo fuera de la jaula? 

A %d blogueros les gusta esto: