Saltar al contenido

Golpe de calor en conejos enanos

12 julio, 2020
Conejo belier - Golpe de calor en conejos enanos

El golpe de calor en conejos enanos consiste en una elevación de su temperatura corporal que, generalmente, está asociada a la exposición al calor excesivo.

Los conejos durante la temporada de calor necesitan cuidados específicos para preservar su buena salud. En líneas generales, estas mascotas suelen acostumbrarse más fácilmente a climas templados o fríos.

En este post de Mundo Conejitos, hablaremos sobre el golpe de calor en los conejos, sus síntomas y que hacer en caso de que te pase.

Conejo enano - Golpes de calor en conejos
¿Sabes como evitar un golpe de calor en conejos enanos?

¿En que consiste el golpe de calor en conejos enanos?

Los conejos suelen soportar mucho más el frío que el calor. La Mayoria de las razas de conejos provienen de lugares con inviernos muy fríos.

El golpe de calor es el nombre común que recibe ala hipertermia. Una subida de la temperatura de nuestro conejo hasta un punto en el que puede sufrir muchos daños en ocasiones tan graves como la muerte.

El pelaje de los conejos no está preparado para soportar altas temperaturas. Imaginemos que llevamos un abrigo en lugares donde las temperaturas suben de los 28 º C , ¿Tendrías calor?, eso es lo que les pasa a estas mascotas. La temperatura corporal normal de los conejos varía entre 38 ºC y 40 ºC, y las temperaturas óptimas para su desarrollo deben ubicarse entre 18 ºC y 24 ºC. En caso de que la temperatura ambiental supere los 30 ºC, el conejo no disponga un ambiente con sombra y agua fresca, o se exponga directamente a la radiación solar, su temperatura corporal se elevará y podrán aparecer los síntomas de golpe de calor en los conejos.

Síntomas del golpe de calor en los conejos

Durante los meses de verano es normal que nuestro conejo este más desganado. Pero nos deben de preocupar los siguientes síntomas ya que pueden ser el inicio de un golpe de calor en conejos:

  • Jadeo
  • Salivación excesiva
  • Debilidad
  • Orejas enrojecidas
  • Estirarse dejando la barriga en contacto con el suelo
  • Temblores musculares
  • Taquicardia
  • Letargo
  • Movimientos lentos
  • Tambaleos
  • Mareos
  • Convulsiones

Al identificar alguno de estos síntomas en tu conejo, es esencial actuar de forma rápida y consciente para aplicar los primeros auxilios necesarios para salvar la vida de nuestra mascota, evitando una muerte súbita por un paro cardíaco.

Primeros auxilios para el golpe de calor:

Antes de enseñarte los primeros auxilios en caso de golpe de calor en los conejos, debemos recordarte que se trata de una medida de urgencia para estabilizar provisionalmente el cuadro de salud del animal. No obstante, es esencial llevar el conejo al veterinario especializado lo antes posible para verificar su estado de salud y constatar la necesidad de aplicar algún tratamiento para evitar que los síntomas regresen.

  1. Para bajar la temperatura corporal del conejo empezaremos llevándolo a la zona más fresca de nuestra casa.
  2. Después aplicaremos un poco de agua fresca –no fría o helada– en las axilas, en la cabeza y en las almohadillas del animal. Para ello podemos utilizar un paño limpio, gasas o algodón.
  3. Si observamos que la temperatura corporal sigue muy elevada, podemos pulverizar un poco de agua sobre su pelaje. El objetivo no es bañar al conejo, solo humedecer levemente su pelaje para refrescarlo.
  4. También dejaremos agua fresca a disposición del conejo, pero no debemos obligarlo a beberla.
  5. Mientras, nos esforzaremos para refrescar el ambiente de nuestro conejito para que pueda estar tranquilo y cómodo.
  6. Si nuestro conejo no reacciona, será esencial buscar atención veterinaria de urgencia.

¿Cómo prevenir el golpe de calor en los conejos?

Prevenir el golpe de calor en los conejos no solo es posible, sino que resulta necesario para conservar la buena salud de tu mascota.

  • No dejes a tu conejo encerrado: ya sea en un transportín, en el coche, en una habitación que no tenga una adecuada ventilación, o debajo de los rayos solares. En los lugares cerrados y sin ventilación, las temperaturas se elevan más fácilmente y el conejo queda más susceptible a sufrir un golpe de calor. Recuerda proporcionar siempre un lugar con sombra y buena ventilación para tu conejo.
  • Deja agua limpia y fresca siempre a su disposición: en los días más calurosos, es muy importante que prestes atención al agua de tu conejo, ya que puede calentarse rápidamente y tu roedor necesita tener siempre agua fresca y limpia a su disposición. La hidratación es un cuidado clave para preservar la buena salud de los conejos durante la temporada de calor. Además para complementar la alimentación de los conejos durante la temporada de calor podemos ofrecerles lechugas y frutas frescas. Estos alimentos aportan agua a su organismo y ayudan a mantenerlos bien hidratados.
  • Regula sus horarios de comida: procura alimentar a tu conejo en los horarios menos cálidos y con menor incidencia de los rayos solares, como al atardecer. Recuerda también brindarle una alimentación completa y equilibrada que supla sus requerimientos nutricionales.
  • Previne la obesidad: los animales obesos son más susceptible al calor, además de poder desarrollar más fácilmente algunas patologías asociadas al sobrepeso y/o al sedentarismo. Además de brindarle una alimentación equilibrada, recuerda respetar la cantidad de comida diaria apropiada para su tamaño, raza, edad y estado de salud, así como proporcionarle oportunidades de ejercitarse y expresarse libremente.
  • Medicina preventiva: los conejos también necesitan recibir una adecuada medicina preventiva para preservar su buena salud. Te aconsejamos realizar una visita preventiva al veterinario antes de la llegada del verano o en los primeros días de la estación para certificar que tu conejo está sano y aprovechar para actualizar sus vacunas y tratamientos antiparasitarios.
  • Si las habitaciones de nuestro hogar resultan muy calurosas en verano podemos colocar un ventilador. En este caso, el viento jamás debe estar direccionado al conejo, sino que ha de esparcirse por todo el ambiente para refrescarlo. Un recurso económico y efectivo es congelar agua en una botella de plástico y dejársela en la jaula para que se recueste cerca si quiere. También puedes echar unos cubos de hielo en el agua para beber para evitar que se caliente.
  • Peinar a nuestro conejo también es un factor muy importante ya que ayuda a eliminar el exceso de pelo y así evitar que pase tanto calor, especialmente en los conejos de pelo tupido o largo.
  • Por último Si queremos que nuestro conejo disfrute de un rato de libertad vigilada en el jardín o en el parque, lo haremos en horas que el sol no calienta tanto (primera hora de la mañana, última hora de la tarde) cuando además nuestro conejo suele estar más activo. 

A %d blogueros les gusta esto: