Saltar al contenido

¿Como entrenar a un conejo?

Como entrenar a un conejo

¿Sabes cómo entrenar a un conejo? En este post de Mundo conejitos te enseñaremos como hacerlo.

Como entrenar a un conejo
Como entrenar a un conejo

¿Se puede adiestrar a un conejo?

Los conejos son animales muy inteligentes que pueden llegar a aprender cualquier truco que les enseñes. Solo necesitaremos tiempo, paciencia y un buen método para que nuestro conejito aprenda todo lo que le enseñemos. .

¿Cómo entrenar a un conejo?

Es más fácil entrenar a un conejo si comprendes que su comportamiento suele estar motivado por las siguientes cosas:

  • Miedo. Al ser animales de presa se asustan con facilidad, por lo que debes encontrar la forma de que se sientan cómodos y seguros a tu lado. Antes de tocarlos debes dejar que te vean y te olfateen, así verificarán que no eres un enemigo.
  • Refuerzos positivos. Por las razones que te contábamos en el punto anterior, agradecerán enormemente que los trates con amabilidad y, de hecho, aprenderán más rápidamente ante una actitud afable.
  • Masticar y cavar. ¡Les encanta hacer ambas cosas! Son sus hobbies favoritos, así que ya tienes una pista de los premios que les puedes ofrecer como recreo cuando termine el entrenamiento, ¡lo harán de buena gana si saben que al final tendrán su recompensa!
  • Los conejos pequeños suelen ser más faciles de adiestrar que los conejos adultos.

¿Eres capaz de dedicarle un mínimo de 30 minutos al día para entrenar a tu conejo hasta que logres los resultados que te propongas? Si la respuesta es sí, sigue leyendo.

  1. Despeja la zona de cables y otras cosas susceptibles de ser roídas por tu conejo. Necesitas controlar el espacio al que tiene acceso; a medida que se comporte bien dentro de un área, puedes aumentar gradualmente sus límites, pero siempre evitando los cables.
  2. Colócalo en el sitio y circunstancias donde la conducta que quieres que lleve a cabo pueda suceder. Por ejemplo, si quieres enseñarle a que vuelva a su casita de noche, enséñaselo cada noche a la hora en que quieras que se vuelva.
  3. Una vez delimitado el tiempo y el espacio, tendrás que tener en cuenta que más que a las palabras, tu conejo atiende a los sonidos de refuerzo.

Durante el entrenamiento, no regañes a tu conejo, no lo castigues, no le grites. De esta manera sólo conseguirás crearle ansiedad y retrasar el adiestramiento.

Entrenar a un conejo: el método click

Adiestrar a un conejo tiene infinitas ventajas, pues además de facilitar la convivencia con él, lo mantiene activo y se refuerza el vínculo de amistad entre el conejo y su humano.

Necesitarás un clicker, un utensilio de trabajo que se usa para reforzar secundariamente el adiestramiento de los animales.Con la ayuda del clicker y de los premios, se puede lograr que el conejo obedezca una serie de órdenes encaminadas a aprender o modificar diversas conductas.

La forma de usarlo es bastante sencilla: cada vez que premies al animal con algo de comida, debes reproducir el sonido al mismo tiempo, de manera que el conejo asociará el clic con su acción y querrá repetirla para recibir un premio a cambio. ¡De este modo os comunicaréis sin palabras! A partir de aquí, se abre un mundo de posibilidades en relación con el aprendizaje. Cómo hacer que un conejo haga sus necesidades en un solo lugar cómo enseñarle a tu conejo a venir cuando lo llamas. Tú mismo te darás cuenta la capacidad que tiene tu conejito para aprender nuevas cosas.

Elige el momento oportuno. Tu conejito estará más motivado si empiezas el adiestramiento antes de darle de comer.

  • Puedes ofrecerle unas cuantas golosinas o trocitos de sus verduras preferidas.
  • Cuando esté masticando la golosina o el trocito de zanahoria, por ejemplo, acciona una vez el clicker.
  • Al acabar el primer bocado, dale otro y haz click de nuevo.
    Repite la acción hasta acabar con el puñado de golosinas o verdura que tenías preparadas.
  • Con esta rutina, el conejo asociará el sonido con el premio alimenticio.

Un conejo se aburre si las etapas del adiestramiento son largas, lentas y tediosas. Por eso, intentaremos planificarlo todo muy bien para que se conviertan en experiencias agradables para él. Dale la golosina rápidamente, no tardes más de cinco segundos tras el sonido del clicker.

Empieza con retos sencillos, como los que te proponemos a continuación, para que se vaya acostumbrado a una disciplina, y poco a poco aumenta la dificultad de los mismos.

1. Alcanzar un objeto sonoro

El animal tiene que tocar un elemento sonoro, como un cascabel o un sonajero.

  • Ve acercando la golosina a su nariz para que la olfatee y mantenla hasta que llegue al objetivo, que estará a una distancia prudencial.
  • Cuando el conejo logre tocar el cascabel, aprieta el clicker y dale su recompensa.
  • Repite este paso varias veces y cuando veas que tu conejito se cansa, para.
  • A medida que logre superar el reto, puedes ir alejando un poco más el objetivo.

2. Orden de sentarse

  • Ordénale al conejo que se siente, diciendo “siéntate”. En cuanto obedezca, clica y dale su premio.
  • Cuando el conejo se familiarice con la orden, puedes ir retrasando gradualmente el momento de darle la golosina.
  • De esta forma, conseguirás que el animal se siente sin necesidad de estímulos sonoros ni premios.
  • Si quieres que se levante, repite el ejercicio, pero con la orden “levántate” o “arriba”.

3. Enseñarle que acuda a ti cuando lo llames

  • Cerciórate de que te olfatea y sigue tus movimientos.
  • Cuando acuda a ti, dale la golosina.
  • Muéstrate firme durante el entrenamiento, sólo así conseguirás que el tu conejo entienda por qué motivo lo premias.

“Puedes completar las órdenes de adiestramiento con elogios.

Retirada gradual de los premios

El objetivo final es que el conejo haga las cosas sin tener que recibir una golosina a cambio. Lo lograrás siguiendo estos pasos:

  • Cuando tu conejito responda con éxito a una orden determinada es el momento de reducir la frecuencia de las golosinas.
  • Puedes ir alternando: una vez le das el premio y a la siguiente vez no.
  • Otra opción es ofrecerle la golosina de vez en cuando.
  • Sustituye gradualmente las golosinas por caricias y deja el alimento para reforzar su conducta en momentos puntuales.

¿Cómo educar a tu conejo para que no muerda los muebles?

Durante estos momentos de entrenamiento debes prestar mucha atención a tu conejo. Primero abre su jaula y déjalo salir cuando le plazca, pero recuerda soltarlo en un lugar pequeño, para que puedas tener mayor control sobre él. Si ves que empieza a roer un mueble, la alfombra o cualquier otro objeto prohibido, capta su atención y ofrécele algo mejor, como una golosina u otro objeto que hayas preparado para él, como un pedazo de alfombra vieja, una rama de manzano, o una madera atornillada a una base para que no se deslice. Además, debes bloquear su acceso al objeto prohibido de manera que éste ya no sea una tentación.

¡Mucha suerte! ¡Seguro que lo consigues y tanto a tu pequeño conejito como a ti os encantará la experiencia!

A %d blogueros les gusta esto: