Anuncios
Saltar al contenido

Enfermedades comunes en los conejos y síntomas

15 junio, 2020
cuidados de un conejo enano enfermo

Hoy vamos a comentaros cuáles son las enfermedades más comunes en los conejos. Aunque los conejos son un animalito que responde muy bien a todo tipo de cuidados, no hay que ignorar que está sujeto a algunos problemas de salud que pueden poner en riesgo su vida. Si quieres disfrutar el máximo de años con tu amigo de orejas largas sigue leyendo este nuevo artículo de Mundo Conejitos y consigue los conocimientos básicos sobre los problemas y las enfermedades más comunes de los conejos así como sus síntomas.

Enfermedades en conejos enanos - veterinaria revisando conejo
Enfermedades más comunes en conejos y sus síntomas

Tipos de enfermedades en los conejos:

Algunas de las causas por las que aparecen determinadas enfermedades de los conejos son una mala alimentación o comida en mal estado, una jaula inadecuada, heridas mal curadas, una higiene incorrecta, estrés o temperaturas excesivas. Otras, pueden prevenirse a través de la vacunación. La mayoría de las enfermedades de los conejos son específicas de ellos, es decir que no se transmiten entre distintas especies animales. 

Enfermedades más comunes en los conejos de origen vírico:

  • Mixomatosis: Enfermedad grave, contagiosa y mortal que se evita mediante la vacunación anual. Cursa con síntomas como la falta de apetito, el decaimiento, la inflamación en la cara y otras partes del cuerpo, y no existe un tratamiento para tratarla, causando la muerte en menos de un mes. La prevención es la mejor y la única forma de proteger a nuestro conejo. Los vectores o transmisores del virus que provoca esta enfermedad son insectos hematófagos, es decir que se alimentan de sangre, como mosquitos, algunas moscas, garrapatas, pulgas, piojos, tábanos, etc. Además también puede contagiarse por contacto con otros individuos ya enfermos. Los animales enfermos mueren entre la segunda y la cuarta semana tras el contagio.
  • Fiebre hemorrágica: Virus muy agresivo que provoca convulsiones y hemorragias nasales que terminan en muerte en menos de 3 días. Algunos de sus síntomas son anorexia, apatía, signos nerviosos y problemas respiratorios. Se previene con una pauta adecuada de vacunación.
  • Rabia: Aunque está prácticamente erradicada en algunas zonas aún se dan brotes de esta enfermedad. No tiene cura y la forma de evitar su contagio es mediante la vacunación anual. Si procuramos tener la vacunación de nuestro conejo al día, a la vez que evitamos posibles contactos con animales que parezcan estar enfermos de rabia, podemos estar tranquilos.
  • Enfermedad hemorrágica vírica (RHDV): Es una enfermedad causada por un virus tipo Calicivirus que afecta a conejos silvestres y domésticos. La sintomatología es muy variada. El órgano principal al que afecta es el hígado pero lo más frecuente es una afectación de tipo hemorrágica generalizada debido a la lesión hepática aunque también puede haber secreción nasal sanguinolenta, signos oculares e incluso neurológicos. Los cuadros más agudos transcurren en cuestión de horas, pueden sucederse incluso muertes súbitas. La enfermedad se transmite a través de secreciones de conejos infectados (heces, orina, lágrimas, saliva, etc.) así como a través de insectos e incluso por nuestra ropa.

Por desgracia, si el animal contrae la enfermedad poco se puede hacer ya que es de carácter mortal, no existe ningún tratamiento específico, aunque si existe una vacuna para prevenirla.

Enfermedades más comunes en los conejos enanos - veterinara con conejo en las manos
Enfermedades más comunes en los conejos enanos

Enfermedades en los conejos de origen bacteriano y fúngico:

  • Pasterelosis: Esta enfermedad es de origen bacteriano y puede ser producida por dos tipos de bacterias distintos, por pasteurella y por bordetella. Suele producirse debido al ambiente, al clima, al polvillo que levanta el alimento seco y al estrés acumulado. Cursa comúnmente con estornudos, ronquidos y secreciones nasales. Se puede tratar con antibióticos específicos los cuales serán muy efectivos si la enfermedad no se encuentra muy avanzada.
  • Neumonía: En este caso los síntomas son también respiratorios por lo que se darán estornudos, mucosidad nasal, ronquidos, tos… Es mucho más peligrosa y complicada, ya que llega hasta los pulmones y dificulta la respiración. Su tratamiento es también con antibióticos.
  • Otitis y otras enfermedades del oído: Se suele identificar por la cabeza ladeada y la pérdida del equilibrio. Afecta, primero al oído medio y luego al interno, produciendo inflamación, picor y dolor. Debe detectarse a tiempo para tratarla con antibiótico y anti inflamatorio. Estos síntomas suelen manifestarse cuando la enfermedad ya está avanzada por lo que nos damos cuenta normalmente tarde y por tanto casi ningún tratamiento suele ser efectivo.
  • Tularemia: Es una de las enfermedades de los conejos clasificada como muy grave debido a que no presenta síntomas y sólo se puede detectar mediante pruebas de laboratorio. El animal deja de comer y, si no se detecta a tiempo, al no alimentarse pueden morir en 3-4 días. La Tularemia está relacionada con las pulgas y los ácaros.
  • Conjuntivitis e infecciones oculares: Son producidas por bacterias en los párpados de los conejos. Los ojos se inflaman y se dan secreciones oculares abundantes. Además, en casos más graves al final el pelo de alrededor de los ojos queda pegado, los ojos se llenan de legañas y secreciones que impiden que el animal abra los ojos e incluso puede llegar a haber pus. La conjuntivitis puede ser de origen no bacteriano, siendo la causa la irritación que se produce por distintos alérgenos como el polvo del hogar, el humo del tabaco o el polvillo que se puede producir en su lecho si este contiene partículas muy volátiles como el serrín. Deberemos aplicar gotas oftálmicas específicas que nos recete nuestro veterinario de confianza durante el tiempo que nos indique.
  • Coccidiosis: Los coccidios son microorganismos que atacan el estómago del conejo cuando tiene bajas las defensas o tiene un nivel alto de estrés. Algunas de los síntomas son la pérdida de pelo y los gases y diarreas continuos y en exceso; el animal deja de comer y de beber y termina muriendo. Es una de las enfermedades de los conejos que más mortalidad produce.
  • Tiña del conejo: Es producida por un hongo que afecta a la piel de los conejos. Se reproduce a gran velocidad por esporas, por lo que si se manifiesta, es difícil de controlar el contagio a otros individuos que convivan. Se dan zonas sin pelo que quedan de forma redondeada y con costras en la piel, sobre todo en la cara del animal.
  • Mastitis: Infección en las mamas que produce fiebre e hinchazón. Se trata con antibióticos.

Enfermedades del conejo producidas por parásitos:

Las enfermedades de los conejos parasitarias pueden ser internas o externas.

  • Sarna: La sarna es producida por ácaros que forma túneles en las diversas capas de la piel, incluso llegando a los músculos, del animal infestado. Allí se reproducen y ponen sus huevos de los cuales al eclosionar salen los nuevos ácaros que producen más prurito, heridas, costras, etc. En el caso de los conejos existen dos tipos de sarna, la que afecta a la piel del cuerpo en general y la que sólo afecta a los oídos y las orejas. La sarna es muy contagiosa entre conejos y se da por contacto con animales ya infestados. Se previene y se trata con ivermectina.
  • Pulgas y piojos: Muy común en conejos que conviven con perros o que salen al exterior. El animal se rasca de forma excesiva debido al picor. Debemos tener cuidado y prevenir esto desparasitando al conejo puesto que, aunque no es una enfermedad complicada, los parásitos pueden transmitirles enfermedades peligrosas como la mixomatosis y la tularemia. Su origen es externo. Debemos evitarlo desparasitando principalmente a nuestras mascotas que puedan tenerlos con más facilidad como son los gatos y los perros, y además deberemos utilizar algún antiparasitario específico para conejos que nos indique nuestro veterinario.
  • Diarrea: Suele deberse a una alimentación inadecuada. Los cambios bruscos en la dieta y el no lavar la comida fresca antes de ofrecerla son las causas más comunes. El aparato digestivo de los conejos es muy sensible a los cambios, por lo que siempre debemos hacerlos de forma gradual. El mayor problema de las diarreas es que el conejo se siente decaído, pierde el apetito y se deshidrata muy rápido.
  • Infección por coliformes: Esta infección se trata de una infección secundaria por parásitos oportunistas. Cuando nuestro conejo ya padece por ejemplo coccidiosis, esta enfermedad provoca que fácilmente se den infecciones secundarias. La infección por coliformes en conejos se da por escherichia coli y el síntoma principal y problema más grave que produce es la diarrea continua y si no se trata a tiempo con enrofloxacina inyectable o bien diluida en el agua que toma el conejo, puede acabar produciendo la muerte del animal.
  • Gusanera: Esta enfermedad es habitual en muchos animales. Se produce cuando las larvas de moscas que han dejado sus huevos en una herida de la mascota, empiezan a alimentarse de alguna herida, puede causarle la muerte después de un estado de shock.

Enfermedades de origen hereditario:

  • Sobrecrecimiento dental o malformación de acortamiento de la mandíbula superior y/o inferior: Es un problema hereditario que se da por el crecimiento excesivo de los dientes, ya sean los incisivos superiores o inferiores, lo cual acaba desplazando la mandíbula o el maxilar hacia atrás por problemas de espacio. 

Problemas de salud frecuentes en conejos:

Aunque no los clasifiquemos dentro de las enfermedades de los conejos como tal, los siguientes problemas de salud son muy comunes en la especie y también debemos prestarles atención:

  • Estrés: El estrés en los conejos puede producirse por varios problemas en su entorno. Por ejemplo por el hecho de sentirse muy solos o por la falta de cariño, pasando por los cambios en su entorno y los cambios de hogar y compañeros con los que conviva. También, por supuesto, producirá estrés en nuestra pequeña mascota el hecho de no tener suficiente espacio para vivir, una mala alimentación y realizar poco ejercicio. Procura dedicarle tiempo y entretenimiento para evitarlo, además de una jaula adecuada a su tamaño donde pueda moverse con total libertad.
  • Catarro: Los resfriados son una de las enfermedades de los conejos más comunes cuando hay demasiada humedad o corrientes de aire directas. Es muy frecuente que suceda cuando tienen las defensas bajas y cursa con estornudos, ojos llorosos y secreciones nasales.
  • Inflamaciones y heridas supuradas de la piel: Es fácil que viviendo en jaula, aunque sea algunas horas del día, alguna vez veamos que nuestro conejo tiene alguna zona inflamada o incluso alguna herida. Estas heridas se suelen infectar con rapidez.
  • Párpados doblados hacia dentro: Conocida como invaginación de los párpados o entropión, produce irritación y supuración en el lagrimal. Si no se trata puede llegar a infectarse y causar ceguera.
  • Caída del pelo e ingestión de éste: La caída del pelo en conejos suele darse por estrés y por falta de algunos nutrientes y vitaminas en su dieta diaria. Por estos mismos motivos, muchas veces se comen el pelo que se les cae. Por lo tanto, si detectamos que esto le sucede a nuestro pequeño deberemos ir al veterinario para revisar qué puede estar mal en su dieta o qué puede estar estresándolo y así poder rectificar el problema.
  • Obesidad. La obesidad es una de las enfermedades de los conejos más frecuentes debido a la cantidad de comida que comen y a la falta de ejercicio diario. Proporciona a tu conejo una dieta adecuada y de calidad .
  • Orina rojiza: Se trata de un déficit en la alimentación del conejo que provoca este color en la orina. Debemos revisar su dieta y equilibrarla. No debemos confundir la orina rojiza con la orina con sangre ya que la orina con sangre es un problema mucho más grave.
  • Cáncer: La mejor forma de evitar este problema de salud es la esterilización. El cáncer es una de las enfermedades más comunes en los conejos, sobre todo en el caso de las hembras. Las conejas no operadas tienen un 85% de probabilidades de sufrir cáncer de útero y de ovarios, aumentando el riesgo a un 96% a partir de los 5 años. Además de evitar esta peligrosa enfermedad, mejorarás su calidad de vida, evitarás embarazos y reducirás los comportamientos destructivos o marcajes.
  • Bolas de pelo en el estómago: Los conejos se acicalan lamiéndose el pelo y lo ingieren. Esto puede causar una obstrucción debido a que las bolas de pelo no se digieren. Una dieta alta en fibra y con mucho heno, además de cepillarles de forma habitual para retirar el pelo suelto, es la solución.
  • Golpe de calor: Los conejos están más acostumbrados al frío que al calor, pues provienen de zonas con temperaturas más bajas que altas a lo largo del año. Es por esto que algunas razas de conejos aguantan bien temperaturas de hasta -10ºC si tienen algún cobijo, pero para ellos las temperaturas que rondan o superan los 30ºC son demasiado altas y si son expuestos a ellas sin agua y sin lugar de refugio más fresco para poder regularse la temperatura, sufrirán un golpe de calor con gran facilidad llegando a morir en poco rato por un paro cardíaco. Es posible que mueran de deshidratación, pero probablemente les alcance antes el paro cardíaco. Los síntomas más fáciles de ver son el jadeo continuo y que el conejo estira sus cuatro patas dejando la barriga en contacto con el suelo buscando un poco de fresco. Lo que debemos hacer al detectar este comportamiento es conseguir bajarle la temperatura a nuestro conejo llevándolo a una zona más fresca y ventilada y le aplicaremos un poco de agua fresca en la cabeza y en las axilas, mientras intentamos refrescar la zona de la casa en la que se encuentra el conejo para cuando lo devolvamos a su jaula o zona de la casa dónde vive de normal.
  • Giardisis: Los conejos, sobre todo los más jovencitos, si presentan anormalidades en las heces, deshidratación, temperatura corporal demasiado baja o un estado anímico inusual, puede que se deba a esta infección intestinal, que debe ser cuidada de forma rápida y agresiva y con soporte nutricional para el animal.

Síntomas de un conejo enfermo:

Si observas un comportamiento extraño en tu conejo o algún cambio en su cuerpo, presta especial atención a los síntomas para diagnosticar posibles problemas de salud o enfermedades. Algunos de los síntomas que pueden indicar que un conejo está enfermo son:

  • Come menos o tiene dificultad para comer.
  • Está más delgado.
  • Tiene pérdidas de pelo o calvas que no están relacionadas con la muda.
  • Bultos en la piel.
  • Inflamación en las mamas.
  • Diarrea o heces demasiado blandas que persisten en el tiempo.
  • Ronquidos, estornudos, tos, mocos o dificultad para respirar.
  • Ojos llorosos, rojos o irritados.
  • Cabeza inclinada hacia un lado.

Cuando hablamos de enfermedades, siempre nos asustamos un poco. Pero estamos intentando informar para prevenir, esperamos que eso no te desanime para tener un conejo, porque te perderías muchas cosas. Este artículo de nuestro blog es meramente informativo, en mundoconejitos.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te recomendamos que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Cuida a tu conejo y observa cada día su comportamiento y sus síntomas para diagnosticar cuanto antes cualquier enfermedad y poder actuar a tiempo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: