Saltar al contenido

El Conejo Hotot Características e imagenes

Conejo blanco - razas de conejos enanos

El conejo blanco de Hotot o conejo de Hotot es un lindo y pequeño conejo que se caracteriza por presentar un pelaje blanco. Tiene unas marcas negras que colorean el área que rodea sus grandes y expresivos ojos. Pero el conejo de Hotot no solo destaca por su aspecto, pues su carácter también es muy bueno. Es un conejo amable, cariñoso y muy tranquilo, que adora la compañía y atención de su familia y le encanta compartir con ellos.

Conejo blanco Hotot - Razas  de conejos
Conejo blanco Hotot

Origen del Conejo Hotot

La raza de conejo Hotot debe su nombre al lugar en el que fue creado, Hotot-en-Auge (Normandía – Francia). Su creadora fue Eugenie Bernhard, una criadora de conejos de renombre. Comparte genética con razas como el conejo mariposa, el gigante de Flandes o el conejo blanco de Viena. La primera camada tuvo su origen en el año 1902.

Esta nueva raza no tardó en popularizarse. Fue exportada a otros países de Europa hasta llegar a países como los Estados Unidos de América en el año 1920. Realmente, en América no consiguió mucha popularidad, por lo que prácticamente desapareció, y en Europa sufrió los estragos ocasionados por la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la raza resurgió de sus cenizas, volviendo al estrado en las décadas de los 60 y los 70, algo más tarde en EEUU. Actualmente, está reconocida por las principales organizaciones cinológicas. Sin embargo se encuentra catalogada como amenazada debido a un elevado riesgo de desaparición al que está sometida la raza hotot.  Se estima que actualmente solo hay 1.000 ejemplares de estos conejos en todo el mundo.

Características del conejo Blanco de Hotot

La característica más palpable de esta raza de conejos son sus peculiares manchas negras que rodean los ojos y que le dan un toque muy particular a su cabeza blanca. Éstas manchas pueden llegar a medir entre 3 y 6 milímetros. Siendo una característica que evidencia su parentesco con el english spot o conejo mariposa.

Es un conejo de talla pequeña, las hembras suelen rondar los 3,6-4,5 kilogramos, mientras que los machos, algo más corpulentos, oscilan entre los 4,1 y los 5 kilogramos de peso corporal. Su esperanza de vida es realmente larga, pues se encuentra entre los 12 y los 14 años, aunque se han dado varios casos de conejos hotot que han sobrepasado los 16 años de edad.

El único color recogido en el estándar oficial del conejo blanco de Hotot es el blanco puro, roto únicamente por un negro limpio en las líneas que rodean sus grandes ojos.

Carácter del conejo Hotot

Los pequeños hotot son unos conejos realmente risueños y agradecidos. Tienen un benévolo carácter, siendo uno de los conejos más recomendados para tener como animal de compañía. Además de ser tranquilos y cariñosos, dado su tamaño, son ideales para tenerlos en pisos o apartamentos de cualquier tamaño, incluso en los más pequeños.

Además, destacan su inteligencia y su capacidad y predisposición para el aprendizaje. Tanto es así, que los expertos del mundo de la cunicultura resaltan que es una de las razas de conejos más obedientes y sencillas de entrenar.

Cuidados básicos de un Hotot

Hay que estar muy alerta en cuestión de alimentación, ya que se trata de una raza bastante comilona. Suele desarrollar problemas de sobrepeso e incluso obesidad con relativa facilidad. Pero esto se puede evitar proporcionándole una dieta equilibrada y ajustada a sus necesidades nutricionales específicas. Siempre hay que tener en cuenta que la alimentación del conejo Hotot, y cualquier otro conejo, se basa en el consumo de heno suplementado con frutas y verduras frescas.

Otro de los cuidados del conejo Hotot a los que hay que prestar atención es al espacio dedicado al descanso. Dado que es una raza de tamaño pequeño, la jaula no tiene por qué ser tan espaciosa como en otros conejos. Eso sí, las dimensiones mínimas deben ser de 61×61. En ella es importante colocar heno, agua y una madriguera para que el hotot pueda descansar. Así mismo, como todos los conejos, el blanco de Hotot necesita ejercitarse y explorar, por lo que no es adecuado mantenerlo confinado en la jaula las 24 horas del día. Lo ideal sería que dispusiera de su propia habitación para dejar la jaula abierta y dejarle explorar el resto de la casa.

Esta raza de conejos a menudo presenta problemas dentales, por lo que es importante cuidar la alimentación y ofrecerle alimentos más fibrosos.

Salud de los Conejos Hotot

Esta raza de conejos no es especialmente delicada en cuanto a su estado de salud, por lo que son pocas las enfermedades propias de la raza. En concreto, el problema más frecuente es la maloclusión, una afección que afecta a la salud bucodental y, por ende, al estado de salud general del animal. Para solucionar esto hay que estar pendiente del ritmo de crecimiento de los dientes del conejo, realizando recortes en el veterinario si es necesario para evitar llegar a un problema más grave. En casa, se puede evitar proporcionando al conejo de Hotot elementos o juguetes que pueda roer, desgastando así la dentadura de una forma mucho más natural y progresiva.

Aparte de poder enfermar por este motivo mencionados, existen numerosas enfermedades que acechan a los conejos, no siendo el hotot una excepción, por este motivo se recomienda mantenerlos correctamente vacunados

Imagenes del conejo Hotot

A %d blogueros les gusta esto: