Saltar al contenido

Cuidar los dientes de tu conejo

Cuidar los dientes de un conejo - conejo con tientes fuera

¿Sabias qué los dientes de los conejos nunca dejan de crecer? A diferencia de los conejos en libertad, es común que los domésticos tengan un excesivo crecimiento de los incisivos, molares o premolares debido a la falta de ingesta de heno o de forrajes. Los dientes de estos animales crecen de forma continua a lo largo de toda su vida (aproximadamente 1 centímetro al mes), y si no se desgastan pueden crecer más de lo debido y provocar serios problemas a nuestra mascota. En este post de mundo conejitos te explicamos como cuidar los dientes de tu conejo correctamente.

¿Cómo cuidar los dientes de tu conejo?

Es muy importante cuidar el estado de salud de los dientes de nuestro conejo. La principal medida preventiva para evitar la aparición de este problema es proporcionar a nuestra mascota una alimentación completa y equilibrada, la cual contará con:

  • Heno (80 % de la dieta).
  • Pellets (10 % de la dieta).
  • Verduras y hojas verde (10 % de la dieta).

En el mercado existen diversos tipos de juguetes hechos con materiales naturales que nuestros conejos pueden morder. Te aconsejo adquirirlos con la finalidad de mantener a tu conejo distraído y a la vez desgastar sus dientes.

Recuerda que no hay nada mejor que un especialista para comprobar el buen estado de sus dientes; tú también vas al dentista para que revise los tuyos.

¿Cómo saber que mi conejo tiene mal los dientes?

  • Imposibilidad de cerrar la boca: cuando los dientes de los conejos crecen demasiado, impiden que este pueda cerrar correctamente su boca.
  • Dolor intenso: en ocasiones, al crecer, los dientes pueden clavarse en la piel del animal, lo que le causaría un dolor agudo.
  • Anorexia y pérdida de apetito: si el animal siente dolor al rozarse con el diente cada vez que intenta comer o si tiene incapacidad física para masticar debido a la posición de los dientes, este perderá peso rápidamente. Incluso puede ser incapaz de coger el alimento con la boca.
  • Dientes desalineados: el sobrecrecimiento dental provoca daños y heridas en las encías, paladar o en los labios. La mala oclusión de los incisivos es la más común y más fácil de detectar.
  • Problemas oculares: en algunos casos, los abscesos en los dientes molares y premolares pueden conllevar a aumentar la presión del ojo, provocando que salga hacia fuera y pudiendo lesionar el nervio óptico.
  • Lagrimeo: debido al motivo anterior, en ocasiones puede parecer generarse un exceso de lágrimas en nuestra mascota.

En caso de haber existencia de cualquiera de estos síntomas es importante acudir a un veterinario de confianza, de manera que este realice la evaluación necesaria para hallar la causa del problema que presente. Si es necesario el veterinario procederá limar o extraer los dientes que le estén causando daño a tu mascota.

¿Por qué mi conejo tiene los dientes largos?

El crecimiento dental no siempre se debe a una falta de ingesta de heno. Algunas de las principales causas del sobrecrecimiento dental en conejos es:

  • Falta de heno o forraje en la dieta: es la causa más común y habitual. Muchos conejos son alimentados exclusivamente a base de piensos granulados comerciales, fáciles de masticar y que apenas van erosionando los dientes. La falta de erosión dental genera un sobrecrecimiento llamado maloclusión dental en conejos.
  • Genética: algunos conejos nacen con algunas malformaciones de origen genético (prognatismo mandibular). Son animales que presentan tamaños diferentes en la mandíbula y el maxilar, provocando una mala oclusión de la boca.
  • Traumas o golpes: golpes en la boca del animal pueden provocar que el diente crezca en una posición incorrecta generando mal cierre bucal. Los golpes y traumatismos requieren de urgencia veterinaria.

Los problemas dentales son considerados como una de las enfermedades más comunes de los conejos. 

¿Cómo verle los dientes a mi conejos?

La apertura de la boca de los conejos es bastante estrecha, ya que sus labios están muy desarrollados. Te habrás dado cuenta de que a veces coge el heno con los labios, no con los dientes, y que puede moverlos por separado, haciendo una especie de pinza entre ellos.
Si tu conejo te deja puedes intentar separarle los labios para verle los incisivos, “las palas”, y podrás distinguir dos grandes arriba y dos más en la mandíbula.

Como cuidar los dientes de mi conejo - Veterinario

Resumen

Los problemas dentales pueden derivar en serios problemas, por lo que prevenir y vigilar estos es esencial. Vigila los incisivos de tu conejo y si sospechas de algún problema no dudes en consultar a un veterinario de exóticos; examinar algunos de los dientes de su dentadura nos es imposible, por lo que un examen periódico nunca vendrá mal. Además, algunos de los problemas a veces se hacen indetectables y sólo podremos detectar los síntomas (pérdida de apetito y peso, ojos saltones, una cantidad de lagrimas excesivas, incapacidad de comer…).

Y recuerda, mucho heno y juguetes para roer…

¡Cuida a tu conejo y mantén su dentadura sana y perfecta!

A %d blogueros les gusta esto: