Saltar al contenido

Cuidar a conejos recién nacidos

Un conejo recién nacido necesita mucha más atención y cuidados que un conejo adulto. Las crías de conejo, también conocidas como gazapos son muy vulnerables cuando nacen. Normalmente las conejas son muy buenas madres, así que si goza de una buena alimentación y vive en un entorno confortable no debería haber problemas. Pueden existir circunstancias que nos obliguen a cuidar a conejos recién nacidos por eso en este post de Mundo Conejitos intentaremos informarte de como hacerlo.

como cuidar a conejo recién nacido
Como cuidar a conejo recién nacido

Cuidados necesarios en conejos recién nacidos:

El embarazo de las conejas suelen durar entre 20-30 días. Si dura más de 32 días debes ir al veterinario pues puede que los gazapos estén muertos. Durante el embarazo, la hembra debe gozar de una buena alimentación. Incluye alimentos frescos y no solo pellets. Haz ensaladas variadas de zanahorias, pepino, heno

Revisa a las crías: 

Lo primero que debes hacer para cuidar a conejos recién nacidos es ir observando a todos los conejitos para comprobar que todos maman de su madre correctamente, pues si alguna no lo hace y ves que la coneja no lo busca, tendrás que ayudarle a llegar a las mamas y colocarse o bien, alimentarlo por tu cuenta.

Si por cualquier circunstancia la madre no alimenta y atiende a sus gazapos; o debes cuidar de un conejo muy joven que no tiene madre deberás hacerte cargo de su alimentación. Para ello utilizaremos un biberón.

No toques mucho a las crías: 

Aunque sí tienes que ir revisando a las crías y a la madre, tampoco conviene que estés mucho tiempo tocando a los conejos, ya que la madre podría estresarse y acabar por rechazar a los gazapos.

Mantén calientes a los conejos bebés: 

Pon una fuente de calor agradable cerca de la jaula, pero no de forma directa, donde se encuentran los conejos recién nacidos para que no se enfríen. Puede servir poner la calefacción de la habitación en la que esté o poner un foco de calor. Debe tratarse de un ambiente cálido pero no caluroso.

Cuida a la madre: 

Acuérdate de que la madre debe tener todas las necesidades cubiertas; como siempre, pero esta vez es más importante porque no será solo para estar sana, sino también para dar leche a sus crías y cuidarlas. Asegúrate de que tiene abundante alimento y agua fresca a su alcance. Préstale mucha atención a la mami coneja además de cuidar a los conejos recién nacidos.

Cuida sus ojos: 

Como dato interesante, los conejos abren los ojos alrededor de los 10 días. Por tanto, si antes ves que no los abren no te alarmes. Si pasan más días y sobre todo si tienen bastante legañas, consulta con el veterinario por si tuvieran una infección en los ojos.

Con un algodón húmedo en agua tibia se debe estimular su región anal y genital. Es algo que hacen sus madres de forma natural para que orinen y defequen. Masajea con suavidad la región. Con otro algodón puedes limpiarle los ojos y la cara para mantenerlo limpio.

Alimentar a los conejos recién nacidos: 

Por lo general, a partir de las 7 u 8 semanas los conejos dejarán de tomar la leche de la coneja y empezarán a comer sólido.

Asegúrate de que hacen sus necesidades:

Los conejos bebés no hacen sus necesidades por si mismos, sino que la madre los ayuda estimulando el reflejo con lametones en la zona genital y anal y en la barriga. Así que, si ves que alguno de los pequeños no hace sus necesidades y que tiene la tripa muy hinchada, realiza el masaje tú mismo. Más adelante explicamos cómo hacerlo bien.

Mantén limpia la madriguera o jaula: 

La higiene del nido es algo vital para la salud y buen desarrollo de los gazapos, así que asegúrate de mantenerlo en buen estado, pero sin usar productos químicos fuertes.

Llama al veterinario: 

Siempre que veas algo que te parezca extraño, cambios que no sabes bien por qué se dan o si tienes duda sobre cuidar a los conejos recién nacidos, contacta cuanto antes al veterinario para hacer tus preguntas y para acudir si es necesario. Un caso claro en el que tendrás que contactarlo es si ves que la madre deja de amamantar a los gazapos.

Aunque antes hayas separado a los adultos, las crías pronto alcanzan la madurez sexual, así que cuanto antes averigües cuáles son hembras y cuáles machos y los separes mejor. Aquí te dejamos una guía sobre Cómo saber si mi conejo es macho o hembra. 

Separa a los conejos machos y hembras: 

Aunque es algo que tendrás que hacer varias semanas después de que nazca, es algo vital si no quieres que sigan criando entre los diversos conejos que tendrás en casa en este momento (algo que es mejor evitar por diversas razones, sobre todo por la salud de las crías).

Es conveniente llevar un control del crecimiento desde la primera semana de vida. Pésalo para comprobar que aumenta de peso de forma correcta. Dependiendo de la especie de conejo su crecimiento será más o menos rápido.

¿Cómo dar el biberón a un conejo recién nacido?

Al no haber madre y no poder acceder a la leche de coneja natural, tendrás que preparar leche para conejos recién nacidos y dársela con un biberón, que podrás encontrar en cualquier tienda de animales, o con una jeringuilla. Pero, ¿qué leche se le puede dar a un conejo recién nacido?

Deberás darle leche para conejos y otros roedores específica, la cual venden en tiendas y centros veterinarios, aunque también puede servir la leche para gatos recién nacidos. Al preparar la leche, asegúrate de que está a una temperatura de 38 ºC – 39 ºC. Acércale la tetina o la boca de la jeringuilla al conejo y verás que se engancha para mamar. Deja que chupe por sí solo y, sobre todo, nunca lo fuerces porque si deja de mamar, principalmente ,será porque está lleno y más vale darle poca cantidad a menudo que mucho de golpe. Recuerda que todo el material ha de ser correctamente esterilizado antes de cada uso. Para alimentarlos debes cogerlos con cuidado, evitando que se muevan.

En principio, tendrás que darle el biberón cada 2 horas durante 1 semana. Durante las semanas siguientes deberás ir ampliando el tiempo entre toma y toma hasta llegar a las 8 semanas, que será cuando esté preparado para dejar la leche y poder ser alimentado con sólidos poco a poco. 

Es entonces cuando deberás comprar comida para conejos bebés, lpues tiene ciertos nutrientes concentrados para una alimentación reforzada, lo cual será bueno en esta etapa de crecimiento. No obstante, de este alimento debes darle poca cantidad diaria y tendrás que ofrecerle un mayor aporte de alimento natural, sobre todo heno (que es esencial para ellos), hojas verdes …

Ayuda al conejo recién nacido a hacer sus necesidades

Los conejos recién nacidos no saben hacer sus necesidades por sí mismos, como ya hemos comentado suele estimular el reflejo la propia madre, y al no haber coneja es muy importante que le enseñes estimulándole tú. Para conseguirlo coge un trozo de algodón y mójalo con agua tibia. Después pásaselo por la zona genital y anal de 15 a 30 segundos antes de comer y si ves que no consigues nada, vuélvelo a intentar después de que haya comido.

Llama al veterinario siempre que lo consideres mínimamente oportuno, no te quedes con dudas o inseguridades, pues los conejos pueden ser muy delicados de salud.

A %d blogueros les gusta esto: