Saltar al contenido

Conejo Arlequín – Un conejito muy peculiar

Conejo Arlequin - Razas de conejos

En Mundo Conejitos encontrarás una infinidad de artículos que te ayudarán a descubrir nuevas especies y razas de conejos. En esta ocasión, hablaremos de un conejito muy especial, el conejo arlequín.

El conejo arlequín debe su nombre a una característica muy particular, ¿sabes cuál?

Conejo blanco y negro de raza arlequin
Conejo Arlequin blanco y gris

Características físicas del conejo Arlequín

El conejo arlequín acostumbra a pesar entre 2,7 y 3,6 kg una vez alcanzada la edad adulta. Cabe destacar que los machos normalmente son más pequeños que las hembras.

Es un conejo compacto, con patas musculosas que le proporcionan una gran potencia física.

El pelaje es suave y corto, su color principal es el blanco acompañado de manchas de colores como el negro, el color chocolate o incluso el azul, del cuál procede su nombre. El conejo arlequín tiene un pelaje corto, de gran brillo y sedosidad. Este pelo es lacio y recubre todo el cuerpo de forma pareja. 

Carácter de este tipo de conejo

Si por algo se hicieron populares los conejos arlequines, aparte de por su aspecto tan peculiar, es por su benévolo y colaborador carácter. Son unos conejitos muy simpáticos que derrochan cariño y pacifismo.

Estos animalitos son muy pacíficos y tranquilos por lo que pueden ser fácilmente domesticados. Sin embargo, no es buena idea tenerlos en un hogar donde existan perros o gatos, ya que se asustan fácilmente. En caso de que quieras darle un compañero, lo ideal es que sea otro conejo de la misma raza.
Son roedores sumamente inteligentes y curiosos, por lo que si le dedicas suficiente tiempo y atención podrás enseñarle trucos, e incluso puedes adiestrarlo para venir a ti cuando lo llames por su nombre. Así como un gato, el arlequín puede aprender a usar su esquinero o caja de arena, por lo que tendrá un baño de fácil aseo.

Alimentación del conejo Arlequín

¿Qué comen los conejos? A pesar de la imagen que estamos habituados a ver en los dibujos animados, la clave de la alimentación de los conejos es el heno. Además, ha de tener siempre agua a su disposición para mantenerse correctamente hidratado.

Conejo Arlequin marron y negro de bebe

Cuidados que dar a esta raza de conejos

Los cuidados del conejo arlequín no difieren de los cuidados generales que ha de recibir cualquier conejo doméstico. Por ejemplo, se recomienda un cepillado regular de su pelaje, mientras que no se aconseja bañarlos.

Por otra parte, el conejo arlequín ha de contar con un casa apropiada. Si optamos por una jaula, esta ha de ser amplia, permitiendo la movilidad del animal. Esa jaula ha de contar con un lecho mullido, tener dentro acceso al bebedero y comedero y tener juguetes para conejos. Los conejos Arlequín necesitan una jaula grande, de al menos, 60 cm de ancho, 90 cm de largo y 50 cm de alto, pero mientras más grandes mejor.

Dentro de los cuidados del conejo arlequín se encuentra, también, el hecho de poder disfrutar de libertad de movimiento. Por ello, una jaula grande no es suficiente, el animal necesita salir de ella para ejercitarse, jugar, correr y saltar. Así pues, siempre que sea posible y seguro, es aconsejable permitir que el conejo se mueva libremente por el hogar. Igualmente, habilitar una habitación solo para él está más que recomendado.

Salud del conejo Arlequín

El conejo arlequín, como cualquier otro conejo doméstico, puede padecer una serie de enfermedades que le causen malestar y/o dolor. Una de ellas son las ya mencionadas alteraciones debidas al continuo crecimiento de sus dientes.

Además de su dentadura, hemos de mantener en buenas condiciones y bajo supervisión sus ojos, uñas y orejas. Tendremos que limpiar regularmente sus orejas, realizar cortes de uñas y vigilar que sus ojos no estén enrojecidos, hinchados o llorosos.

Si el conejo arlequín recibe todos los cuidados que necesita, su esperanza de vida oscila entre los 6 y los 8 años.

Como con toda mascota es importante que lo lleves al veterinario al menos 2 veces al año con el fin de un chequeo general de salud además de las vacunaciones y desparasitaciones correspondientes.

Reproducción del conejo Arlequín

Ninguna raza de conejos requiere tanta atención a a la hora de reproducirse como el arlequín.

No hay que forzarlos a la reproducción, los conejos hembra arlequín pueden ponerse nerviosas y corretear por la jaula huyendo del macho o incluso pataleando hasta lesionarlo.

El arlequín macho tampoco es recomendable forzarlo ya que un acto sexual insatisfactorio podría provocar que el conejo se convierta, en lo que los criadores llaman un “conejo tímido” y que nunca más quieran volver a intentar reproducirse.

Origen de esta raza de conejos

El origen del conejo arlequín se sitúa en Francia y, aunque no se sabe con exactitud el año de su aparición, se sospecha que fue durante la década de 1880. Esta raza de conejo surgió como resultado del cruce entre conejos salvajes y conejos holandeses semisalvajes. Ya en 1887 se realizó la primera exposición oficial de la raza en Francia, concretamente en París, popularizándose hasta llegar a Inglaterra y, en 1920, a Estados Unidos.

Como dato curioso referente a la historia del conejo arlequín, podemos decir que antes de la Primera Guerra Mundial se denominaba conejo japonés, pero su nombre cambió a conejo arlequín después de la Segunda Guerra Mundial.

A %d blogueros les gusta esto: